Categories
FAMOSAS

Una estrella entre las mujeres escorts

Hay muchas mujeres escorts estelares. Y a través de las Redes sociales y las plataformas especializadas tienen más visibilidad que nunca.

Particularmente, hay una Red bastante nueva que abrió otras formas de monetizar el trabajo (presencial o virtual) de las escorts y “cam girls”. Se trata de la muy nombrada “Only Fans”. Nos referiremos a ella más extensamente en otro artículo, porque su existencia y los usos que se le dan tienen implicancias que son muchas y complejas.

Hoy hablaremos de una estrella de esa red y de las trabajadoras del sexo: la modelo norteamericana Victoria Lit.

Parafraseando a Madonna: ¿Who’s that girl?

Victoria tiene 25 años, exuda seducción por todos los poros, y afirma que Only Fans le cambió la vida. Y puede decirse que su fama es un producto paradigmático de esa red. Y por qué no de otras como Tik Tok, en la que también es una estrella. En algún momento, dudaba entre ser actriz porno o instructora de Pilates. Pero ya no. Hoy, sus ingresos por el “sexting” que practica están estimados en unos 20.000 dólares al mes. Y creciendo.

A cambio de buen dinero, ella cumple fantasías masculinas a distancia. Aunque reconoce haber tenido encuentros personales con clientes que le hicieron ofertas imposibles de rechazar, su fuerte es el sexo virtual.

Bien dicen que lo importante de las tareas rentadas “independientes” (como las de escorts) es tener un “diferencial”. Y vaya si Victoria Lit lo encontró. Cimentó su fama y sus jugosos ingresos no solo en su belleza, su actitud y su pericia ante la cámara. Hace algo único.

Mujeres escorts estelares hay muchas. Así de honestas, solo ella

Ha dicho: “Mis interacciones favoritas son cuando tengo que calificar sus penes. Creo que es muy divertido y a los hombres les gusta la honestidad. Algunos me piden que diga que su pene es demasiado pequeño, o que no cabría dentro de mí. Dominarlos y humillarlos es mi placer culposo”. Ahí está el “diferencial”. A pedido del público, emite juicios sobre el miembro viril de sus usuarios. Y siempre según su leal saber y entender. Nunca miente. Dice que eso la ayuda a liberar mucho estrés.

Pero también sabe seducirlos y halagarlos; aprecia cuando recibe dinero de sus fans: “Significa que puedo comprar más ropa linda y vestirme mejor para ellos. Cuando les digo ‘compré esto con el dinero que enviaste’, se emocionan, se sienten especiales. Y envían más”.

Sus queridos clientes, o “Sugar daddies”, le envían regalos caros a cambio de que cumpla ciertos pedidos sexuales. Y que les realice fantasías. Algunos se han enamorado de ella abiertamente.

Esas “fantasías”, en su caso, pueden ser bien peculiares. Uno de sus “fans” le ofreció 6.000 dólares a cambio de un poco de su saliva. Y otro le envió costosísima ropa de fitness, pidiéndole que la transpire bien en el gimnasio, y se la manda de vuelta. Pero bueno; no es para sorprenderse tanto, porque hablamos de una chica que mide y califica penes.

“Mi vida ha cambiado completamente con las redes sociales para adultos, y estoy en mi mejor momento”, afirma.